Skip to content

Branding Bilbao

mayo 4, 2010

Tras décadas admirando en silencio y, porque no decirlo, con resignación a San Sebastián, Bilbao decidió cambiar su imagen y transformarse de actor a escaparate, que es como en Bilbao se ve a Donostia, por desconocimiento.

Algunos piensan que todo se debe al fruto de la mente de un estratega. Y no faltan quienes adjunta su nombre. Se engañan unos y mienten los otros.

La estrategia está escrita a posteriori. Es más la labor de un publicista que de un diseñador. Es verdad que había planes. También lo es que estos eras dispares y algunos disparatados. Hasta que el aterrizaje de la Fundación Guggenheim en busca de una ciudad sirvió de emulsión y acelerador de proyectos.

La estrategia estaba escrita. Pero en New York. El Museo vino a Bilbao en busca de una ciudad dispuesta a convertirse en una ciudad Guggenheim no a ser un museo de la Ciudad.

Hoy Bilbao es una ciudad sin un rumbo claro. Sin proyectos en el horizonte. Con un Plan Urbanístico a punto de concluir y que ya muestra las huellas de lo no planificado, ni deseado, la huella de la especulación.

Y especular es lo que hacen lo dirigentes de la ciudad cuando se niegan a reconocer el mercado de la ciudad que no es otro que su área de influencia en el norte de España y su reputación en Madrid.

Atrás quedan los fracasos (BEC), en el horizonte la esperanza de Zorrozaurre, de inmediato la incógnita del AVE.

Por los jóvenes. Mejor no preguntar.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s