Skip to content

Branding Bilbao II

mayo 20, 2010

Los buenos diseñadores saben que un buen diseño tiene que pararse a tiempo. Los urbanistas hace tiempo que predican el necesario balance entre “city sense” lo que transmiten de una ciudad sus personas y “city design” lo que hacen ellos. Un exceso de diseño puede matar una ciudad, convertirla en un parque temático.

Los malos políticos en lugar de pensar, compran ideas. Interfieren en la acción cívica. Todo esta planificado y previsto. Hasta lo excéntrico y lo irreverente. El resultado es que la ciudad pierde espontaneidad. Y así no se puede ser creativo. Ni Innovador. Porque crear e innovar supone romper reglas. Vivir en el margen que no al margen, que es donde con frecuencia se envía lo no previsto: ¿Quién te ha llamado? ¿Quién te ha invitado? ¿De donde ha salido este irreverente?

Quizás por eso en NYC pasan estas cosas y en Bilbao no. NYC está vivo y Bilbao languidece.

Anuncios
2 comentarios
  1. Muy bueno, habrá quien diga que NYC es mucho más grande que Bilbao y puede tener mucha más variedad de personajes…. pero estas cosas también pasan en ciudades más pequeñas. Aquí va otro vídeo, no tan romántico, ocurrido en la Estación de Amberes.

  2. Leyendo unas páginas del libro “La clase creativa” (http://www.paidos.com/ficha.aspx?cod=49117) me ha recordado al maravilloso proyecto del nuevo San Mamés y en cómo ese dinero público y escaso, dicho sea de paso, se podría dedicar a otras cosas mucho más productivas…. Bilbao se estará convirtiendo en un parque temático y de centros comerciales?

    Más valdría que estos políticuchos mediocres que nos gobiernan estudiasen más este tipo de libros y menos las encuestas de opinión y tuviesen más agallas para tomar decisiones que, a priori, pueden resultar menos populares que hacer estadios de fútbol……

    Este es un pequeño extracto del capítulo del libro que me ha recordado a Bilbao… Está bajo el título “Por qué algunas ciudades se quedan atrapadas” y dice lo siguiente:

    ” … En la mayoría de los casos, sus líderes creen que hacen todo lo posible para fomentar la innovación y el crecimiento tecnológico; sin embargo, la mayor parte del tiempo o no pueden o no quieren hacer lo necesario para crear un entorno o un hábitat que resulte atractivo para la clase creativa. Hablan mucho de la necesidad de atraer talento, pero siguen derrochando recursos en apoyar a grandes cadenas comerciales, subvencionar complejos comerciales en el centro y pagar complejos deportivos extravagantes con el dinero de los contribuyentes…..”

    Este libro está basado en diversos estudios realizados en las principales ciudades norteamericanas y está escrito en el año 2002. Pero, como en nuestro dichoso país siempre vamos a la zaga, todo lo que en él se expresa es perfectamente extrapolable a la experiencia de nuestras ciudades de estos últimos años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s