Skip to content

Los Tres ingredientes de una Marca

 

  • Team

  • Talent

  • Time

Anuncios

Invertir en tu marca es invertir en tu futuro. El caso Polaroid

La fotografía digital dejó a Polaroid fuera del mercado. De las ruinas sólo quedó a salvo su activo más sólido: la Marca.
Identificar su adn y gestionarlo para lanzar nuevos productos, desarrollados por empresas innovadoras pero sin marca, es la clave de su éxito actual.
¿Hace falta una quiebra para reconocer el valor de nuestras marcas?

http://www.fastcompany.com/3030562/bottom-line/how-polaroid-saved-itself-from-certain-death?utm_source=facebook

Imagen

Liderazgo narrativo o como compiten las marcas

Desde luego, con internet la comunicación, al menos los formatos, está cambiando.

La base es la misma: crear grandes historias que nos ayuden a dar sentido a un producto, a una marca, institución o nación, en definitiva a nuestras vidas.

La tecnología nos permite hoy incorporar al receptor, a tí y a mí, a la narración.

El inicio estuvo en BMW films. Este lanzamiento de Mercedes sigue sus huellas:

Emprende un viaje que quedará grabado en tu memoria. Descubre las vivencias de Ryan en su ruta.

mercedes-benz-gla-x156_wallpaper_01_1600x1200_10-2013

http://gla-class.mercedes-benz.com/es/es/#!/roadtrip

“The human mind is built to think in terms of narratives, of sequences of events with an internal logic and dynamic that appear as a unified whole. In turn, much of human motivation comes from living through a story of our lives, a story that we tell to ourselves and that creates a framework for motivation. Life could be just “one damn thing after another” if weren’t for such stories. The same is true for confidence in a nation, a company, or an institution. Great leaders  are first and foremost creators of stories” Animal Spirits G Akerlof & R Shiller

 

On demand. La edad de Oro del Marketing

El impacto de las tecnologías ha transformado el mercado. Hemos pasado de la abundancia de clientes, si no estaban en tu mercado local los encontrabas en los de exportación, a la abundancia de oferta. Ademas estas, ya no tan nuevas, tecnologías potencian a los clientes. El acceso a la información. el intercambio de experiencias, la capacidad de comparar, comprobar: el conocimiento está de su parte. 
La era industrial fue la de los mercados de masa y los medios de difusión. El poder estaba siempre del lado del que administraba la información: los medios y los anunciantes
En la era global, hoy, la decisión final se toma en el terreno Internet. Y este es un medio de acceso, en el que manda el dueño del ratón (ordenador) o de la tablet.  Ahora si manda el cliente. 
Estamos en la Era del Marketing on Demand
 

Citizen Brands

Este es el anuncio de las cuatro marcas líderes que compiten en el mercados del equipamiento deportivo. Muchas veces hemos hablado de la importancia de aprovechar el contexto de comunicación para comunicar una marca, esta vez son cuatro y se muestran unidas: aprovechan el contexto y el significado, y demuestran que la misión de una marca es mantener viva la conexión con sus audiencias, la venta es la consecuencia.

En 2001 lo hizo Fallon, con maestría y elegancia,  para United Airlines, ahora la responsable es la agencia francesa Fast mood y las marcas: New Balance, Nike, Puma y Adidas

Imagen

Lo nuevo y lo viejo. Internet y los medios de masas. El modelo se completa, hoy la comunicación es conversación

Venimos de un mercado de medios de difusión, los llamados mass media o medios de masas, e Internet lo han cambiado todo. Una vez más la tecnología. Pero, ¿cual es el cambio en realidad?, ¿se trata de una ruptura, un cambio radical de modelo o de una evolución?
En publicidad, comunicación de marketing, basada en medios de difusión, la iniciativa, el poder estaba en la marca. El consumidor podía y puede ignorar nuestros mensajes, pero, una vez identificado como target, su rol es pasivo. Lo importante es el mensaje, los objetivos, el comportamiento que deseamos de ese consumidor.
Internet lo cambia todo, se define como un medio de acceso. La iniciativa es siempre de la audiencia, son nuestros clientes los que nos buscan, muchas veces por curiosidad, otras tantas con un objetivo concreto, siempre tratando de validar una expectativa. Nos buscan a nosotros y se buscan entre ellos para validar información, intercambiar experiencias, formar comunidades, redes sociales.
Difusión y Acceso no son modelos opuestos, se complementan. En los primeros el anunciante busca al consumidor, en los de Acceso es éste quien se interesa, quiere saber, demanda, busca y exige información de la empresa, producto o servicio… En la interacción de los dos nace la marca
Entre unos y otros forman lo que hoy se denomina una conversación
Y en esa conversación se crea, desarrolla, fortalece y, cuando se hace mal, muere, con la confianza e interes del cliente, la marca.
El reto de las Marcas es provocar ese encuentro personal con sus audiencias y clientes, y mantenerlo vivo, escuchando y hablando, generando contenido.
El encuentro personal valida, pero la accion comunicativa es la que mantiene viva la marca.

A propósito de Diseño&Design Thinking

El Diseño está de moda. Pero como en todas las modas, no todos los que hablan de Diseño se refieren al mismo concepto. Esta “conversación” de Sohrab Vossoughi (ZIba Design www.ziba.com) en HBR puede ser un buen inicio para empezar a construir un territorio común.

Para los interesados, estos son los 5 caminos de fracaso:

  1. Refuse to change any other part of your business. Treating design as an add-on can work when a company commissions a “designer series” of products to briefly boost the brand’s appeal, but this is hardly what we mean when we talk about innovation saving your business. The smartest companies foster an internal culture of innovation, which creative consultants can support, but only if other aspects of the business — management, development, manufacturing, marketing — are open to change. More immediately, requiring a design team to propose only solutions that can be realized with your current process ensures more of the same.
  2. Design outside of your innovation space. Designers don’t implement solutions, companies do. For that reason, the most innovative solution on earth won’t work if it’s pursued by a company that can’t properly execute it. At Ziba we call this capability the client’s “innovation space” — the arena in which they’ve already proven themselves willing and able to lead the pack. Some companies are technology innovators, others are product innovators or experience innovators. Learning which you are in order to direct later efforts is a crucial first step that most companies skip.
  3. Try to design for everybody. Design works as a differentiator because it responds to human needs, both functional and emotional. Most of us agree that a Ferrari is beautifully designed, but nobody would say it’s for everyone. The same could be true of a minivan. Each succeeds in its market because it delivers to a tightly defined group of users. In a landscape where consumers increasingly demand tailored experiences, failing to identify a clear strategic target is designing to fail. The most useful tool a client can give a consultancy is a well-considered, focused profile of who they’re designing for. The least useful is a mandate to create something that appeals to everyone.
  4. Insist on replicating another company’s success. “We want to be the Apple of [insert industry]” might be the single most common request clients make of creative consultancies, and it’s certainly one of the most damaging. Good design does more than just serve the needs of its audience, it does so in a way that’s true to the company’s purpose and values. An Apple-like experience delivered by a company that isn’t Apple can’t be sustained, because it’s not backed up by Apple’s culture and resources. The result is an inconsistent experience that feels disingenuous to customers, and shatters their loyalty. This is why “me too” innovation almost never works. Not only does it make you look like a copycat, it shows you don’t care about your own brand enough to express it in your user experience.
  5. Compartmentalize design into isolated tasks. It’s tempting to treat design as a menu of services, applying it here and there on bits of a project that need sprucing up. To a skeptical client this can feel economical and controlled, but it cripples the design effort by fragmentation. The best user experiences are integrative; they make sure that every touch point is consistent and logical, building trust from the user, and reinforcing the brand’s character. Piecemeal design work creates an incoherent experience that users will ultimately reject.

Y este el enlace, al artículo completo: five_ways_to_fail_at_design.html